domingo, febrero 15, 2015

La Frauenkirche de Dresde: ¿por qué la destruyeron? ¿Por qué la reconstruyeron?


Las iglesias también experimentan el placer de la resurrección. Este fue el caso de Nuestra Señora de Dresde.

La Frauenkirche, como se la conoce en alemán, es un monumento de barroco rococó que había sido destruido hace 70 años durante los bombardeos de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, realizados un 13 y 14 de febrero.

Las razones de aquellos ataques son todavía discutidas, pero prácticamente desconocidas. ¿En qué sentido era Dresde un objetivo estratégico de los aliados? Se arrasó con una gran parte de la ciudad, por lo menos un 80 por ciento del casco histórico.

Casi todo ha sido reconstruido, incluyendo la iglesia. Y se podría decir que Dresde es ahora una de las ciudades más bellas de Alemania.

El caso de la iglesia es ejemplar. La Frauenkirche fue una de las iglesias protestantes más importantes en Europa. Edificada en el siglo 11 –con grandes remodelaciones en los siglos 16 y 18-, coronaba la entrada a la vieja ciudad de Dresde. “La campana de piedra”, así se la conoció desde entonces, pues es el único edificio sagrado en el mundo que tiene esa forma.

Después de que fue destruida, las ruinas quedaron apiladas ahí. La ex RDA las conservó a cielo abierto a manera de monumento de la Segunda Guerra Mundial. Después de la reunificación alemana fue uno de los grandes proyectos a emprender.

Y efectivamente. Fue una reconstrucción arqueológica para la que se necesitaron 13 años y 215 millones de dólares, de los cuales Estados Unidos y Gran Bretaña –los principales responsables de su destrucción-, junto con otros dos donantes, aportaron unos 100 millones. Se reutilizó un 40 por ciento de las piedras que la constituyeron originalmente, algunas de ellas en su posición original (habían sido marcadas previamente) y otras en diversas partes.
Mediante las tecnologías informáticas, los artistas de la reconstrucción crearon un modelo virtual generado a partir de fotografías históricas y dibujos arquitectónicos que les permitió pasear virtualmente por las bóvedas de la iglesia y visualizar su proyecto de trabajo.

"El único problema lo tuvimos con las pinturas del interior, porque sólo contábamos con una imagen, así que tuvimos que recurrir a varios testimonios hablados", habían dicho los encargados de la reconstrucción.

Las computadoras y programas que se utilizaron para hacer estos diseños tridimensionales u hologramas son los mismos que ayudaron a crear algunas maravillas de la tecnología –al menos así clasificadas en sus respectivos campos-, como el auto Viper de la Chrysler y el avión sucesor del Jumbo 747, el Boeing 777. Estos programas informáticos eliminan la necesidad de crear maquetas.

Cuando en 1992 se comenzó con la limpieza de los escombros, una de las primeras labores fue ubicar y marcar las piedras que se utilizarían para la nueva iglesia. Se construyó la parte baja, parte de la bóveda y aunque había planes para dejarla casi lista en el 2003, fue inaugurada el 31 de octubre del 2005, aniversario del día en que Martín Lutero publicó en 1517 sus 95 razones para oponerse a la forma en que se vendían indulgencias para construir la Basílica de San Pedro en Roma.

Hoy, más lejos de aquella fecha luterana, el ser humano reconstruye estos monumentos con tan de seguirle dando razón a su vida: la memoria.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...