martes, junio 19, 2007

En busca de una licencia de manejo alemana. Capítulo 2. La ¿aceptación?

Hoy recogí la traducción y la llevé para empezar el trámite oficial de mi licencia alemana. La linda funcionaria de unos 60 años de edad que me la recibió sólo buscó mi nombre, mis apellidos y el número de mi licencia. Es más, éste prefirió terminar de leerlo en mi licencia mexicana.

Algún traductor habrá comido bien la semana pasada con lo que pagué.

Después entregué mi pasaporte. "Sehr schön", excelente, decía la funcionaria conforme barajaba las cosas en el escritorio. Una foto. "Sehr schön". La copia de mi registro con la Policía de Berlín. "Sehr schön". Y el formulario llenado en alemán. "Seeeeehr schön!"

Después de platicar un rato yo tenía los ojos apuntados a la nada imaginándome en un auto convertible junto con la Wika en lentes oscuros recorriendo las playas de Málaga. Yo manejando, por supuesto. Pero al final mi amiga risueña sólo me dijo, "señor, tiene que pagar estos 42 euros y si después de unas seis semanas no recibe una carta por correo de la Oficina de Licencias, llame a estos teléfonos". Mi sueño se desvaneció.

4 comentarios:

Jesús González dijo...

¡Vaya Pesadilla!

Te dije que te compraras una bici... "sehr schön",

Saludos,

C.J.

Anónimo dijo...

Gracias, muy bien escrito y perfectamente detallado. Yo tengo que hacer lo mismo en Berlin y esta guía me parece genial. Demás está decir que como venezolano me siento identificado en la mayoría de los comentarios.

Saludos,
Tomás

Anónimo dijo...

Ahora yo teng que hacer lo mismo que tu, mi querido paisano... Con la difernecia de que en la bella ciudad de Düsseldof!!! estoy aterrorizada!!! ya lleve a traducir mi licencia mexicana y ahora a esperar....Te mantendre informado!
saludos,
AP

Yaotzin Botello dijo...

Oye, sí, manténme informado. Por ahí otra lectora no tuvo tan buena suerte con su examen. Espero que no sea sintomático.

Mucha suerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...