domingo, junio 03, 2007

Adendum. De cómo se viola el derecho a manifestar.

BERLÍN.- Por motivos redaccionales tuve que venir a Berlín. Estuve a punto de quedarme en Rostock en una tienda de campaña con un amigo, pero creo que acampar no es un sistema compatible con mi preciada laptop, que necesita de una red inalámbrica y de electricidad.

Ayer por la noche tomé el primer tren directo de regreso de Rostock. Tenía premura por mandar mi texto a mi periódico. Llegué a la estación escapando de los autos quemados. Me hubiera gustado quedarme a hablar con más gente pero ahí no iba a pasar nada más de lo que ya había pasado. Digo, algo más de interés para el texto que tenía que mandar. Claro que debieron de haber pasado más cosas.

La estación estaba llena de muchos pacifistas. Estaban regresando más o menos frustrados por haber sido interrumpidos por los extremistas. Es una pena que una manifestación tan grande para demostrar a los países más ricos del planeta que se debe de hacer otra política, haya sido interrumpida por la violencia.

Quizás no se puede cambiar mucho con las manifestaciones. Los hombres más ricos y poderosos del mundo no cambiarán tan fácil sus intereses. pero expresar la opinión de uno sí tiene un valor infinito. Eso se siente, se ve. Había personas de todas las edades expresando un ideal social o político, niños con sus padres, en carriolas, viejitos, gente en sillas de ruedas. ¿Por qué quitarnos ese valor?

Dos chicas, seguramente de Rostock, miraban atentas pasar la manifestación. Por muchas partes parecía el Carnaval de las Culturas que se organiza en Berlín cada mayo. Estaban entretenidas con ello, hasta que pasó el continente de los Antifas, estos mentados antiglobalistas. Uno de ellos asoma la cabeza del contigente y le escupe a una de ellas. ¿Por qué? Ni siquiera le estaba haciendo una foto o algo que pudiera haberlos molestado. Aquí la imagen de ello, tomada de un video de Spiegel TV, y si se hace click se debería de abrir el video completo:



Entiendo que la policía, vestida como Robocop, puede ser una gran provocación, pero estoy cierto que si lo hacen es por los antecedentes de incidentes antiglobalistas en otras ocasiones, que no sólo son contra la policía, sino contra los autos de inocentes y en general contra la sociedad civil.

En uno de estos días me regreso a Rostock para seguir de cerca el curso de la corriente antiglobalista, porque habrá cosas interesantes.

Yaotzin.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...