sábado, septiembre 01, 2007

En busca de una licencia de manejo alemana. Capítulo 9. Fin de la primera parte.

Hace un par de semanas llegaron por fin los papeles que tanto esperaba. La luz verde para hacer mi examen de manejo en Berlín.

Me llegaron dos cartas justo el día de mi cumpleaños, lo cual consideré un gesto humano de las autoridades alemanas. Creo que me querían hacer feliz y, la verdad ¡lo lograron!

La carta de la Oficina de Licencias me permite ir a una escuela de manejo y me dicta el tiempo en el que debo de hacer mis trámites. Tengo 12 meses para hacer el examen teórico y, una vez aprobado este, tengo otros 12 meses para presentar el de manejo. Si hago un uso extensivo de este tiempo, podría contar con dos años para obtener mi licencia. Después de ese tiempo mi postulación expira y tendría que volver a hacer el tormentoso camino que hasta ahora, a lo largo de estos nueve capítulos, he seguido.

La otra carta es de la escuela de manejo y sólo se remite a decirme que se emocionan de recibirme pronto. Pero, bueno, no creo que les emocione tener un mexicano que les preguntará por qué tienen tantas señalizaciones y reglas, sino creo que les emocionará reprobarme en tantos exámenes como sea posible para hacer más dinero conmigo pagando los reintentos.

Ahora sólo falta si me decido a hacer el examen en alemán o en español, pero de cualquier forma lo que tengo que hacer para la segunda parte del proceso de obtención de mi licencia es meterme de lleno a estudiar.

El tiempo está corriendo.

Capítulo 1. Una verdadera prueba de alemanidad.
Capítulo 2. La ¿aceptación?
Capítulo 3. La carta.
Capítulo 4. Un rescate de discoteca.
Capítulo 5. El temor de los lentes.
Capítulo 6. La terapia de los lentes.
Capítulo 7. El último trámite de la primera etapa.
Capítulo 8. El hoyo veraniego.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Te entindo yo ya voy a empezar con el proceso de solcitar una licencia...

deseame suerte!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...