lunes, agosto 25, 2008

Dentista con huevos


Mi dentista en Berlín es especial.

Hace unos tres años, cuando casi acababa de llegar a Berlín, me busqué a uno que hablara español. Mi alemán era para dar vergüenza y con el dentista no quería ni pasar vergüenzas ni gastar tiempo. Acudí al tío Google y puse "dentista, español, Berlín" y creo que la palabra "mexicano" o "México" y, tarán, que me sale una dentista mexicana relativamente cerca de donde vivo.
Saqué una cita de urgencia y ese mismo día me atendió. Cuando me recibió me dijo: "mira, las cosas no se hacen aquí así. Normalmente en Alemania hay que sacar cita con anticipación, pero ya que es una urgencia, veamos…"
Desde entonces, cada vez que me recibía, ponía música de Luis Miguel y utilizó los mejores materiales de curación. Mi seguro era privado y había que pagar primero todo en efectivo.
Pero las cosas han cambiado. En mi proceso de metamorfosis no sólo logré una licencia de manejo, sino un seguro alemán. Y ahora mi querida dentista mexicana me lo dejó saber. En mi primera cita, ya con este nuevo seguro, ella salió de su oficina y me dijo que la esperara 10 "minutitos". Bueno, pues me la aplicó, fueron 10 minutitos mexicanos: la manecilla del reloj de pared había recorrido de polo a polo. Salió, no ofreció disculpas, me atendió, esta vez sin música de Luis Miguel, y cuando terminó le pregunté por el material que usó. Sólo por curiosidad. Y me confesó que era algo que mi seguro incluía. Es decir, algo más barato, una aleación de algo con algo. "Si quieres algo como lo que te ponía, luego lo podemos cambiar pero me tienes que pagar entre 15 y 20 euros por diente", me dijo.
OK, así quedó. Además no me hizo todo lo que necesitaba y ahora tengo que volver de nuevo.

Lo peor fue que mientras yo la esperaba me quedé platicando con su secretaria, una linda señora berlinesa que, como sus congéneres, se queja por cada centavo que tiene que gastar de más. Ella me leyó la cartilla de lo que significa tener seguro en Alemania y cómo sufren los que reciben ayudas sociales. Hablamos de las diferencias con México y de repente me dice:

"¿Y la gente en México tiene seguro o cómo paga el dentista? ¿con huevos?".

¿¿¿¿¿¿??????

La próxima vez llegaré con una canasta de huevos a ver si me atienden mejor.

1 comentario:

kiko dijo...

Hola....soy dentista hace 40 años...aqui en Querétaro...¿¿¿todavia sabes donde es Querétaro...???
Acabo de leer tu historia con la CABRONA dentista mejicana de Berlin...
Me parece que esta acaba de llegar ahi...igual de corrupta que casi todos nuestros prestadores de servicios en nuestro México lindo...
Ademas te puedo decir en buena onda...TODAS las dentistas mujeres son PENDEJISIMAS en la profesion del diente...no soy ni jot ni misojino...es la verda...otro dia buscate un dentista hombrecito...igual es igual de cabron que la mejicanita...pero cuando menos te va a hacer las cosas como Dios manda..
Te mando saludos desde Queretaro....si aqui en México...y si un dia vienes por aca...de pasadita hasta te curo un diente...y hasta ni te cuesta...o pocquito y con buen material...mejor del que paga tu seguro aleman...

Que seas feliz
kiko

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...