jueves, enero 08, 2009

Kreuzberg y más… en invierno

Al comenzar el invierno, salí mucho a caminar por el barrio. Me gusta ver cómo cambia y me gusta, sobre todo, interactuar con la gente. Pero esta vez me pasó algo curioso: me dejé crecer la barba y fui otra persona.

Kreuzberg es un barrio de turcos. Uno de los más poblado

s por turcos en Berlín, ya desde hace algunas décadas. Algunos alemanes jóvenes y moderados lo llaman de chiste 'turquilandia'. Los adultos conservadores se pasean por sus calles con un mapa y arrugas entre la nariz y una mejilla. Y los alemanes ultraderechistas, como uno de los que entrevisté, llaman al pobre Kreuzberg 'no go area'.

Válgame: no go area, un término designado por los políticos para los lugares llenos de neonazis donde los extranjeros no podían ir. Sólo que ahora se usa revertido.

Pero la verdad es que Kreuzberg es, por decirlo de una forma, multicultural. Y, aunque con mayoría turca, con varios alemanes.

Hace unos días fui a buscar una tienda de animales para comprar un árbol para gatos, de esos que rascan, para el precioso gato negro de nombre Vader que acaba de echarse mi tercera pared. Llegué a donde debería de estar el local y, sorpresa, en su lugar me encontré un local que se hace llamar café-galería-club "México y Más". Una calaca por un lado, un judas por otro y varios sillones de la abuela. Entré y pregunté por el dueño. Salió una mujer que no habló español. Era una alemana que, junto con su novio, también alemán, decidió abrir este lugar por el cariño que tienen hacia México. No kitsch. A la vuelta hay una alemana que ofrece un Café am Kamin, un café en la chimenea. Delicioso. El único lugar donde uno entra y huele a leña quemada. Y también cerca está el café peluquería Salon Sucré, que un panadero francés y una peluquera alemana pusieron en conjunto. El que me falta ver es un local senegalés de comida que por las tardes siempre está lleno.

Y ya no menciono los italianos, turcos, gringos y más alemanes que se han establecido en 'turquilandia'.

Eso sí, multicultural, pero igual uno puede manejar códigos para sentirse parte de los turcos. La otra vez me dejé crecer la barba por varios días, y combinado con mi piel morena y mi cabello negro, la gente me confundía. O al menos eso me pareció porque los señores turcos que caminan de a parejas por las calles me saludaban, en las tiendas me recibían con un "merhaba", un hola, y los jóvenes que escupen todo el tiempo en la calle y en el metro me veían como diciendo 'no te hagas, que eres uno de los nuestros'.

Me gusta despistar a la gente, pero no por mucho tiempo. Así que me rasuré. Y así pasé el año nuevo, sin pelos.

En la cara.

La siguiente rasurada será en otra parte del cuerpo para visitar en los siguientes días el sauna que está sobre el río Spree.

4 comentarios:

chilangelina dijo...

Todo muy bien, salvo el último párrafo que nos da más información de la que necesitábamos :P

A mí me pasa igual cuando voy a los barrios con elevada población Armenia. Creo que a sus ojos me parezco más a ellos que a mis paisanos mexicanos, supongo que por el tono de piel amarillo-biblioteca, la narizota, las ojeras y la cara de pocos amigos. Eso me pasa sobre todo cuando voy a un supermercado que, misterios del sincretismo, siendo de armenios y vendiendo la comida típica de ellos, también vende productos Marinela, La Costeña, Alpura y unos nopales bien buenos. Por supuesto, cuando me ven con la salsa ranchera en el carrito se me quita lo armenio, tan tan.

Saludos Yao, Eileen.

(Ahora tengo una duda: ¿veröffentlichen o vorschau? Qué bueno que al blogger le dio por usar colorcitos para las teclas de publicación).

Anónimo dijo...

Qué lindas las fotografias. Qué lindo nuestro barrio.
Sólo falta ver el negrito del Vader en medio de toda la nieve.
W.

isaluzbel dijo...

Que bueno está! Yo sólo estuve unos día en Kreuzberg durante la Berlinale el año pasado y no pude darle el golpe, pero me hubiera encantado ir a todos los lugares que describes en tu texto. Es una lástima que ahora estaré otra vez nadamás para cubrir la Berlinale pero ojala me pueda dar una vuelta por ahí.
¿Hace mucho frío por allá?
Saludos
Isabel Cárdenas
P.D. vas a cubrir la Berlinale este año también?

isaluzbel dijo...

Que bueno está! Yo sólo estuve unos día en Kreuzberg durante la Berlinale el año pasado y no pude darle el golpe, pero me hubiera encantado ir a todos los lugares que describes en tu texto. Es una lástima que ahora estaré otra vez nadamás para cubrir la Berlinale pero ojala me pueda dar una vuelta por ahí.
¿Hace mucho frío por allá?
Saludos
Isabel Cárdenas
P.D. vas a cubrir la Berlinale este año también?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...