miércoles, agosto 19, 2009

Tarantino no lo dudó: acribilló a Hitler al muy estilo Pulp Fiction

Muchos directores han traído al ex dictador austríaco, Adolf Hitler, a la pantalla grande, y de varias formas. Algunos han tratado de burlarse de él y a veces funciona. La mejor de las que he visto aparece en el musical The Producers.

Pero la mayoría de las veces, si no me equivoco, con todo y la parodia, son apariciones apegadas a la realidad: hay que tratar de mostrar al demonio como es.

Ahora en su nueva película, Inglourious Basterds, Quentin Tarantino también le da un papel, sólo que a diferencia de los otros directores, de la historia, de las formalidades, hace lo que nadie se había atrevido (y que quizás muchos habrían querido hacer), lo acribilla, y con el estilo de sangre fría que lo caracteriza.

La escena es así: Hitler está en un palco en lo alto de un cine de París. Está presenciando la première de una película nazi en tiempos en que la Segunda Guerra Mundial todavía no se acaba. Es un momento en que los nazis querían regocijarse por medio de una película de los éxitos que habían tenido hasta entonces. En el cine está la crema y nata de ellos, Goebbels abajo, Goering por ahí, y Hitler arriba en su balcón, asistido por dos guardias de seguridad. Entonces aparecen dos personajes similares a los que recrearon Samuel L. Jackson y John Travolta en Pulp Fiction en 1994, pistolas en mano, y sorprenden a los guardias de seguridad y los matan. El Führer se levanta y se da la vuelta para ver qué pasa y es entonces cuando una ronda de balazos lo acribillan. Sangre por todos lados.

Hitler no es el personaje principal de la película y en realidad no hay que prestar mucha atención a lo que hace o no hace, pero es justo por esa razón que la escena de su muerte me llama más la atención. Esa necesidad de mostrar el asesinato de Hitler. Pura burla, puede ser; pura vanagloria para dejar bien claro el estilo de sus películas, puede ser; o tan sólo portavoz de los deseos de todos, también puede ser. No sé, quizás ni hay que pensar mucho sobre esto, pero la escena me sigue cosquilleando la cabeza.

La justificación de la película es excelente porque en Inglourious Basterds Tarantino recrea la historia de un grupo de judíos estadounidenses conocido bajo el nombre homónimo (Bastardos Mediocres, en español). Este grupo busca vengar a los judíos y eliminar a cuanto nazi les sea posible en la Francia ocupada. La sátira nazista está dividida en cinco capítulos donde Brad Pitt interpreta al líder de esos judíos que cazan a los nazis y coleccionan sus cabelleras. Los dos que logran llegar hasta el balcón de Hitler son dos de la decena de 'Basterds' que participan en el grupo.

"Tarantino no sólo quiere historias muy particulares, sino que quiere escribirlas para la posteridad, y hace su propio atentado contra Hitler", escribió un crítico de cine alemán, Dieter Oßwald.

Un crítico francés va un poco más hacia la reivindicación judía por medio de la ficción: "¿Es posible vengar a los judíos en la ficción, por medio del cine, con este cineasta que reclama su fé iconoclasta en el séptimo arte? ¿puede el cine salvar al mundo? Tarantino cree en todo caso que puede vengar a los judíos haciendo un filme en donde los cerdos judíos son exterminados y expuestos como marionetas", escribió Jean-Luc Douin.

La película ya fue presentada en Cannes, donde recibió el galardón al mejor actor por el papel del austriaco Christoph Waltz, el típico nazi despiadado que está logrando desenmascarar a los 'Basterds' y tratando de detenerlos. Tarantino fue nominado a la Palma de Oro, pero no la recibió.

Y aunque la historia tiene mucho de sátira, la realidad por ahí se sigue asomando. A casi 65 años de terminada la Segunda Guerra Mundial un hombre francés recibió la nacionalidad alemana. En todo este tiempo no lo habían reconocido como alemán aunque su padre lo era. En su infancia siempre fue el "hijo bastardo" o el "hijo de una puta francesa", según cuenta.

También parece que en realidad existió un grupo de tropas judías que trató de cazar a líderes de la SS y de la Gestapo. Esta semana la editorial de Der Spiegel transmitió un documental al respecto, el cual yo no vi porque fue por televisión por cable. Me gustaría saber qué tan grande y exitoso fue este grupo y si en verdad estuvo accionando en Francia también. Habrá que averiguarlo.

4 comentarios:

yunshenzka dijo...

Esta genial tu blog, (mexicano yo) me encanta haberlo encontrado aunque fuera por accidente (estaba googleando el nombre de mi hermano). Por cierto ya estrenaron esa película en el cine ya??

yunshenzka dijo...

Genial tu reseña por ella me ha interesado ir a ver la película.
Encontré tu blog de casualidad mientras googleaba a mi hermano (tienen el mismo nombre), voy a intentarlo checarlo continuamente ya que me han gustado tu manera de escribir.

Perdon si se postea dos veces lo mismo, pero no se aleman

Yaotzin dijo...

Lo siento, no sabía que la parte de comentarios se abría en alemán. Yo pensé que a cada quien se le abría con el idioma que usa. No sé cómo cambiarlo.

Y sí, ya estrenaron la película aquí en Alemania. No sé si en México ya (o donde estés).

Qué coincidencia lo del nombre. Saludos a tu hermano, je.

icaro zamora dijo...

una peegunta amigo, lo del atentado al cine fue real o un echo ficticio creado por tarantino nada mas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...