lunes, marzo 01, 2010

El arte en las calles de Berlín


El sábado pasado hubo recorrido de galerías.
Cada tres meses las galerías de Berlín realizan inauguraciones. Montan exposiciones, abren sus puertas y ponen copas de vino en un escritorio. Cada quien está invitado a pasar, salir e irse a la siguiente galería. Es el recorrido del arte.
No todo lo que se ve es bueno. O no todo lo que se ve gusta. Pero todo deja una huella. ¿Qué es el arte en sí? En Berlín, de entrada, ha tomado un concepto popular: todo mundo lo puede ver. Entonces existe. 
Y eso es lo que platicaba con un amigo justamente en una de las galerías. El arte tiene la posibilidad de abrir varias ventanas al mundo cuando éste deja de ser elitista, como sucede en muchos países o culturas. En Berlín, una ciudad tan provincial en muchos aspectos, tan llena de pueblo, tan falta de gente, tan controlada, y con pocos grandes edificios, es una ciudad que tiene una fábrica abandonada, o una iglesia medio deshecha, o una escuela vacía temporalmente, y pasa algo. Se instala, por ejemplo, una galería y expone a un artista que de otra forma no hubiéramos podido ver o que el Museo de Arte Contemporáneo X o Y nunca lo hubiera puesto entre sus exposiciones.
De estar en una noche berlinesa donde en las noticias sólo se ve cómo se tiran al ministro de Exteriores por sus comentarios poco bien formulados, pasa uno a una noche donde puede dar la vuelta al mundo en varias ideas.
Ese es Berlín, o al menos una parte de él.
Me fascina esta ciudad.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...