jueves, agosto 11, 2011

Pánico en Berlín, por Londres


Desde el fin de semana pasado que comenzaron a ocurrir los disturbios en Londres hay una pregunta que crece en Berlín: ¿podría pasar lo mismo por acá?

Voy a permitirme tomar la respuesta de Heinz Buschkowsky, alcalde de Neukölln, el barrio más problemático de Berlín y quizás hasta de Alemania: “posiblemente sí, seguramente no”.

Paso rápidamente a unas estadísticas reportadas por el Spiegel Online: “de acuerdo con el OCED en ningún otro país occidental como Inglaterra el bienestar está tan desbalanceado. En ningún otro lugar las condiciones son tan malas para que los niños de familias desamparadas tengan oportunidades de desarrollo. Uno no puede decir que Alemania brilla por sus políticas sociales, pero después de todo estamos a medio camino. El desempleo entre jóvenes está en Alemania en un 9 por ciento, sólo Austria y Holanda están en una mejor posición en ese rubro. En Berlín ese rubro es más alto que el promedio nacional pero no se acerca para nada a las condiciones británicas. De acuerdo con estadísticas de la Unión Europea en Gran Bretaña un 20 por ciento de los jóvenes de menos de 25 años están sin trabajo y en varias zonas de Londres esa cuota es claramente mucho más alta”.

Ahora bien, justo en el barrio de Neukölln de Berlín hay una cifra de desempleo del 25 por ciento. Y no sólo eso. De este barrio se habla como si fuera el Bronx de la ciudad: Hay gran porcentaje de migración sin integración; hay altos índices de analfabetismo, y además cada vez más se hace más fuerte la diferencia socioeconómica.

Berlín y justo ese barrio más el de Kreuzberg, han sido conocidos desde los años 1980 por disturbios sociales, donde han resultado bancos y restaurantes quemados. Esos eventos se han repetido durante años con las protestas del 1 de mayo y las grandes reuniones capitalistas como el pasado G-8 en Heiligendamm en 2007. Grupos de izquierdistas, encapuchados, anónimos, toman las calles de manera violenta desarmando las calles empedradas para usarlas como armas, quemando autos y quebrando negocios.

Una diferencia podría ser que todos esos desmanes llevan inscrito un motivo político o ideológico, que es la lucha contra el capitalismo salvaje. Esto no justifica los eventos, simplemente les da otro tinte.

Pero en la base es lo mismo, una protesta social. En los últimos dos años en Berlín se han estado quemando autos. Normalmente son autos de clase, Mercedes, BMW o Jaguar. En los últimos meses ha habido varios ataques en el metro, normalmente de gente que aparece descrita como marginada socialmente (alemanes y migrantes, y sólo en un caso se ha documentado que se trataba de un “niño bien”). Y en las últimas semanas ha habido ataques a edificios residenciales: bandas se meten y queman los pasillos resultando, en la mayoría de los casos, en la quema del edificio.

Podrían ser diferentes premisas y diferentes métodos, pero algo se cocina en Berlín. Y uno de los cerillos de este fuego es el ex banquero Thilo Sarrazin quien, como el alcalde burgués de Londres, hace de la clase baja su chivo expiatorio.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...