martes, noviembre 06, 2012

Máquina cuentavotos: alemana y encontrada en Google

Schrittenlocher y su máquina cuentavotos

Una búsqueda y un poco de suerte. Ese es el lema que usa Google para encontrar algo y es un principio que aplicaron los estadounidenses para hacerse de las máquinas de conteo de votos de la elección número 57 de su país.

Después del desastroso conteo del 2000 en las elecciones de Estados Unidos que dio por ganador –en corte—a George W. Bush, se discutió cómo se podría evitar una situación de empate como esa.

Primero se pensó en discutir sobre el cambio de sistema de votación, sin embargo a éste se lo dejó impoluto y las energías se enfocaron en hacer que los votos sean contados de manera confiable.

Se creó el marco regulatorio que propició el cambio. Se hizo la Ley HAVA, Help America Vote Act (Ley Ayude a Estados Unidos a Votar) que dictaba sustituir las viejas máquinas de tarjetas perforadas por modernos escáneres.

Fue así como las autoridades estadounidenses dieron con Peter Schrittenlocher, un ingeniero alemán de 64 años de edad que tiene la empresa llamada Datawin.

La empresa es pequeña, apenas cuenta con unos 20 empleados, y está escondida entre algunos poblados boscosos del sur de Alemania.

“Nos encontraron por medio de Google. Google y un poco de suerte”, señala Schrittenlocher a un medio de información alemán.

De acuerdo con el ingeniero alemán, el mercado de Optical Mark Readers (OMR, o reconocimiento óptico de marcas) es fácilmente alcanzable.

La empresa Datawin recibió así un contrato de un millón de dólares para construir máquinas lectoras de votos que deben de cumplir con tres tareas: cada máquina debe tener la capacidad de contar grandes cantidades de papeletas dobladas; debe poder contar 300 papeletas por minuto, al derecho y al revés; y debe poder sortear las papeletas en tres depósitos diferentes, voto válido, voto no válido y votos para otros candidatos.

Por si fuera poco, las máquinas no podían ser más grandes que una fotocopiadora portátil. Y todo esto sólo lo ofrecían los alemanes.

“Para nosotros fue como un clavado en agua fría. Pero estoy convencido de que lo podemos lograr”, dice Schrittenlocher al medio alemán en una entrevista publicada a principios de noviembre.

Para esta elección están ya las primeras 75 máquinas alemanas con 500 escáneres en funcionamiento.

“Y cada uno fue hecho a mano”, presume Schrittenlocher sin dar a conocer el precio de cada una de ellas.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...