viernes, septiembre 01, 2006

Los desempleados contra al-Qaeda.

En Alemania existen tantos desempleados que al gobierno Federal se le ocurrió que podría ocuparlos para seguir los pasos de Al-Qaeda, ¿una idea desesperada o una propuesta con algún sentido útil?

Bueno, si yo fuera un desempleado alemán sólo tendría dos opciones, sentirme emocionado por ser considerado para la lucha contra el terrorismo y para liberar a mi país del mal haciendo labores de agente secreto; o sentirme una basura porque me daría cuenta que mi gobierno no sabe hacer nada con gente desempleada como yo, sólo enviarme a la guerra sin fusil. Pero, bueno, no soy ni alemán ni desempleado.

La fabulosa idea de esto vino del ministro de Transportes alemán, Wolfgang Tiefensee, quien dijo que algunos de los 4 millones 300 mil desempleados podrían convertirse en patrullas desarmadas para vigilar los trenes y autobuses del país. Tendrían que buscar equipajes y personas sospechosos, a la manera de los ‘marshalls’ estadounidenses, vestidos de civiles pero sin armas. Pero, la verdad, yo prefiriría trabajar para la BVG (la empresa administradora del transporte público), que contrata a controladores de boletos que se mueven como agentes secretos. Son personas vestidas de civil que se suben al metro, tranvía o autobús y que, en cuanto se cierran las puertas para iniciar el trayecto a una parada, saltan de sus asientos o de donde estén y gritan "sus boletos por favor". Esos tipos dan mucho miedo y, además, terminan muy felices cuando salen de un vagón con una persona sin boleto. La diferencia con los marshalls es que los de la BVG no corren peligro.

Dig0 lo anterior porque lo mismo pasa con el gobierno. No se les ocurre qué más hacer con los desempleados. Se piensa que podrían ocupar su tiempo para dar lecturas en voz alta a pacientes en coma hospitalizados o que podrían vigilar las escuelas de las zonas problemáticas de Berlín. Pero no, eso no bastaba, ahora podrían convertirse en el terror de Al-Qaeda. Y como la cifra de desempleados es muy alta en Alemania, entonces el país estaría más seguro que cualquiera del mundo.

Toda esta discusión comenzó porque el 19 y 24 de agosto pasados fueron capturados los dos presuntos terroristas que habían puesto bombas caseras en trenes alemanes, lo que desató una alarma en el país por las medidas de seguridad que se han seguido y que se deben de seguir. Poner cámaras como se hace en Londres o poner marshalls como en Estados Unidos no es la opción, ocupar a los desempleados para vigilar el transporte público, sí.

Y.

  • “Siempre estamos buscando posibilidades provechosas para que los que reciben ayuda social del Estado”, dijo Wolgang Tiefensee (del SPD).

  • “Los que reciben ayuda social como omnipotentes, desde recogeespárragos hasta cazaterroristas. Es una idea que toma en cuenta de una forma infantil la amenaza terrorista en Alemania”, señaló el presidente de la Asociación Federal del Crimen, Klaus Jansen.

2 comentarios:

Marta Salazar dijo...

perdona, sé que no es para reírse, pero no he podido evitarlo!

Marta Salazar dijo...

Hola queridi Yaotsín! Oye, off topic: tengo una pregunta que sólo tú puedes responder, je je.

Mira en el blog de Prismático y a ver si conoces el puente por el que él pregunta

http://prismatico.blogspot.com/2006/09/blanco.html

un abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...