jueves, septiembre 28, 2006

El proceso del periodismo de corresponsalía: ¿cuándo tienen importancia los sucesos?

Esto seguramente consta de muchas partes. ahora sólo hablo de mi experiencia de estos últimos días en que he estado tratando de reactivar la oficina de Berlín.

La semana pasada estaba ocupado con la traducción-interpretación del lenguaje camionero en la Feria de camiones de Hannover, pero aún así me dio tiempo de mandar una agenda a mis editores para que consideraran las previsiones de esta semana y podamos retomar el trabajo.

Y la cosa está así:

El periodista corresponsal hace una lista de eventos, ya sea conferencias de prensa, entrevistas u otros hechos que ya se sabe que pasarán. Se podrían llamar previsiones, para que los editores en México los tomen en cuenta y noten lo que está pasando o podría pasar en Alemania. Uno de mis eventos fue la Primera Conferencia sobre el Islam, ocurrida ayer miércoles 27.

Yo pensé que era importante. No recibí respuesta. Pensé que tendría que buscarme otra feria comercial para ir a hacer traducción.

Llegó esta semana. Yo sentadito a mi escritorio, donde tengo una linda computadorcita con decenas de programas que a menudo me distraen. El más nuevo es uno de ajedrez que me dieron cuando me metí a un curso casi casi por error. Ahora mato mi tiempo libre con ajedrez y a veces quedo en jaque. Eso lo tocaré en otra entrega. Ahora estaba preparando la Conferencia sobre el Islam, aunque mi periódico ni sus luces, como decimos en México. No me habían respondido, no les interesaba nada, no había retroalimentación, no sé. Me fui a una plática con el presidente de los musulmanes en Alemania y volví a ofrecer algo. Pero nada. Cancelaron una ópera de Mozart en la que hay una escena donde aparece Mohamed degollado. Sí, Mohamed el profeta de los musulmanes. Los alemanes pensaron que con esta obra artística los musulmanes sacarían su radicalismo islámico y empezarían a bombardear Berlín. Y como ya no quieren más bombas por acá, pues decidieron cancelarla. "Muchos periódicos también decidieron no publicar la caricatura de Mohamed por temor a represalias, ¿cómo no puede haber una ópera que decida hacer lo mismo?", dijo uno de los líderes musulmanes respecto al debate de si se debió o no quitar esta ópera de la programación mensual.

Bien, pues volví a ofrecer algo sobre el caso de la ópera, que parecía tener un poco de explosividad. Fuera de la importancia que tiene por la relación de todo el mundo con los musulmanes, era lo que estaba saliendo en todos los medios de Alemania. Había que reportar algo, eso es lo que se dice aquí, es de lo que se habla. La respuesta a mi propuesta del martes por la noche fue más silenciosa que yo tratando de ir al refrigerador a la medianoche.

Llegó el miércoles, día de la Conferencia sobre el Islam y volví a ofrecer mi texto. Esta vez llamé por teléfono porque los correos no habían sido contestados. La relación con mis editores es por correo electrónico. Aunque el teléfono funciona mejor y hay respuestas más rápidas, siempre que llamo me dicen "OK, parece interesante, ¿nos puedes mandar una propuesta por correo y te la contestamos?". Entonces llegamos a lo mismo. Y esta vez fue así. Llamé y ofrecí el texto de la Primera Conferencia sobre el Islam y después terminé mandando un correo que me contestaron con el siguiente mensaje, uno de los asuntos principales del tema que trato hoy:

"Yaotzin, muchas gracias, pero no nos lo llevaremos porque ayer el periódico XXX (la gran competencia del mío) sacó un texto muy interesante sobre la cancelación de la ópera".

$%&#$$%/#

Guat de jel?

1.- Ahora cualquier tema que tenga que ver con Mahoma (más si es el Mahoma decapitado de la ópera), Islam, musulmanes o algo parecido, tiene un grado de importancia máximo. Y más si es la forma en cómo se los piensa integrar en Occidente, que es justo lo que hace Alemania en este momento.

2.- Ofrecí este tema varias veces y con anticipación, y nunca me hicieron caso.

El mayor problema ahora era que mi periódico no quería tomar más la información porque la competencia ya la traía. "La dirección nos preguntará porqué l o llevamos si la competencia ya lo manejó", me dijeron. Pues sí, pero ¿Y LOS LECTORES? yo conozco a pocos mexicanos que leen periódicos, conozco a uno o dos mexicanos que por motivos de trabajo leen dos periódicos a la vez. Pero no conozco a nadie que tome los dos periódicos que son competencia entre sí y que se dirigen al mismo tipo de público (yo tomaría dos periódicos muy diferentes entre sí si quiero estar mejor enterado) para ver lo fue publicado o no de Alemania.

Si hay alguien por ahí en el ciberespacio que lee lo que mi competencia publica, que levante la mano.

Creo que es un atentado contra los lectores no ofrecerles información de primera mano, máxime si ésta es renovada y más investigada.

Conclusión: insistí en vender este texto porque traía cosas muy diferentes y porque, prácticamente, implicó el trabajo de una semana de preparación y al final lo consideraron importante y me lo compraron de última hora. Me dio mucho gusto saber que hay espacio a la recapacitación y que al final logramos una especie de entendimiento.

Pero, bueno, al final, ¿para qué son los blogs si no para publicar estas demandas, quejas y, claro, los textos que no me publican en mi diario?

Yaotzin.

2 comentarios:

Marta Salazar dijo...

Tienes toda la razón, en todo!

Sólo puedo decir lo que se dice del Mío Cid:

"qué buen vasallo serías si tuvieras buen Sr."

Marta Salazar dijo...

Hoy miércoles AM, te puse un enlace! Sls!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...