domingo, julio 30, 2006

* Pensando desde la tina: el fut (América ---> Hertha vs. Stuttgart) y, claro, las elecciones.

Desde hace mucho tiempo estoy sin equipo de futbol.

Cuando vivía en México era un gran fan del América, un poco más por cuestiones sociológicas que por fanatismo puro. Cada vez que un compatriota mexicano me preguntaba si le iba al América, me fascinaba decir que sí para ver la reacción de esta persona. Hombre o mujer, fanático o no del futbol. Las reacciones tienen una lista infinita, imposible de documentar pero, eso sí, todas orientadas al odio, al desprecio, a la degradación, al clasismo. El espectro podría resumirse así: desde los ojos que se tuercen para dejar de tener contacto conmigo por mi entusiasta "sí, sí le voy", hasta las interminables discusiones por ser un equipo del imperio televisivo Televisa y su inolvidable caso de compra de árbitros de hace décadas.

Miro al techo de mi baño y no termino por comprender por qué a los mexicanos nos gusta crear estigmas de esa índole. Quizás porque crecimos en una cultura católica, o fanáticamente católica sin ser realmente practicantes. Y así como las cruzadas o las quemas de brujas, nos gusta ver quién es hereje para desacreditarlo. Así hacen los políticos ahora. Bajo la cabeza y me sumerjo. Estoy en la tina de mi baño. Hago burbujas. Decidí que tomar un baño para refrescarme no era suficiente. Para quitarme estos 35 grados de temperatura fue necesario llenar mi tina con agua fría y, además, echarle unos hielos. Sí, tomé los últimos cubitos de mi congelador y los eché al agua. Ahhh, qué rico, cuando salga tardaré más en sentir el cuerpo como un carbón.

Mi lucha contra la sociedad antiamericanista se acabó hace unos meses. Marzo, para ser exactos. Estaba yo en México y quedé molesto por la forma en que Televisa manipuló al gobierno para aprobar la Ley de Radio y Televisión que le beneficiaría. El asunto fue mayor, al grado que los medios y la gente terminó por denominar a esa nueva ley la "Ley Televisa". Pero eso no fue todo, en mi decisión también influyó que Televisa trató de salvar ilegalmente a uno de sus equipos de futbol para que no descendiera la segunda división. El rumor nunca fue comprobado, pero indicaba que ordenó a sus equipos Necaxa y América perder contra su tercer equipo, el San Luis, para que éste pudiera sumar puntos y quedarse en la primera liga.

Eso es una patada entre las dos ingles. Antideportivismo. Es ver que la realidad del país, de mi país, está siendo controlada en todas las áreas y por un consorcio de telecomunicación, un consorcio que con mostrar futbol, telenovelas y con hacer un circo de la política mantiene entretenido al pueblo. Lo demás no importa. Así lo hacían los viejos emperadores romanos, pan y circo.

Así que dejé de irle al América y me quedé sin equipo. Después descubrí que mi corazón sí estaba atrapado en ese sentimiento fanático. Traté de irle a otro equipo y en mi estancia de unas semanas en México nunca lo logré. Regresé de mis vacaciones a Berlín y seguí intentando con el Hertha, el equipo de la primera liga de acá, pero tampoco funcionó. No hay estrellas, no hay buen futbol, no hay gran técnica. Si acaso en el Hertha destaca ahora Marko Pantelic, el croata que empezó deshaciendo a Brasil en el Mundial de futbol. El otro estrella es un brasileño de tercera que se cree Pelé, Marcelinho, que da muy pocos pases para gol, que no hace goles y que llega siempre tarde a los entrenamientos.

Ahora que estoy en la tina, con la cabeza literalmente fría, pienso en que podría retomar una de mis funciones como hombre y escoger ya de una vez un equipo. Y qué mejor que aprovechar que el Stuttgart fue el primer equipo que se atrevió a traer a mexicanos a la Bundesliga alemana, Ricardo Osorio y Pavel Pardo. Me queda un poco lejos la ciudad, pero por tele intentaré seguir a la aburrida liga alemana. Osorio y Pardo lo dicen incluso en una entrevista con el Welt am Sonntag este domingo (en alemán): "para mí el futbol (alemán) no es tan fuerte como en Inglaterra. Es táctico, no rígido como en Italia. Quizás no tiene tan buena técnica como en España. En México sólo estamos enterados de quién hace goles..."

Pienso que compraré mis playeras del Stuttgart para usarlas en la temporada venidera, pero ¿80 euros por la de Pardo? ¿77 por la de Osorio? no sé, me lo pienso todavía.

Y, antes de abandonar la tina, aprovechando que tengo la cabeza fría y que la conexión "sin cables" o wireless no se ha estropeado, y trato de contestar a un comentario que me hicieron sobre la política de México en uno de los anteriores textos: "es conservador creer que el que tiene una opinión diferente a la tuya es un enemigo". Esta frase como muchas otras palabras o ideas de ese comentario no las entiendo muy bien y me gustaría que fueran profundizados para poder discutirlo mejor. No me siento conservador ni veo como enemigo a alguien que tenga una opinión diferente, al contrario, me encantaría aprender de lo que dice la demás gente. Me encantaría saber por qué México votó por el partido conservador. Creo que, al menos en la frase que pegué, se mezclan algunas ideas cuya relación no puedo comprender bien. Ojalá podamos discutrlo más por medio de entradas en cada uno de los blogs, por correo electrónico o por medio de más comentarios.

Por el momento ando sin equipo.

Yaotzin.

miércoles, julio 26, 2006

Recuerdos del Mundial

Después de que acabó el futbol he discutido sobre dos cosas: Patriotismo vs. Nacional(social)ismo, y el cabezazo de Zidane. Opiniones a favor, opiniones en contra, todas con mucha pasión.

Eso y el verano y un poco de trabajo me tienen alejado de este espacio. Pronto retomaré el ritmo. Mientras tanto dejo una serie (ya tardía) de las imágenes que me tocó ver durante este gran evento de futbol. Es una forma de contar, rápido y gráficamente, algo más de lo que viví.






* 37 grados.

Berlín es temperamental. Cuando es invierno, nos da días grises, fríos y noches largas por mucho tiempo. Y cuando es verano nos da días largos y muy calientes. Tanto que yo ahora me encuentro escribiendo estas líneas en calzones.

En la radio acaban de anunciar que si las próximas semanas se mantienen las temperaturas arriba de los 30 grados, éste podría ser el verano más caliente de Berlín. Ya llevamos así desde el Mundial de Futbol, con uno o dos días de lluvia. Y según los pronósticos esto se puede quedar así un buen rato.

Lo raro de esto es que también hay gente que se queja. Los alemanes son buenos para eso. Si es invierno, se quejan porque es muy invierno. Si es muy frío, porque es demasiado frío. Si es de noche, porque es demasiado oscuro. Si es Mundial, porque es demasiado patriotismo. Fuera de Estados Unidos, donde la queja es una prerrogativa para conseguir dinero por medio de una demanda, no he visto a otro pueblo que se queje tanto.

Ahora porque el verano es muy caliente. Un funcionario del gobierno que me atendió la otra vez me dijo, ¿está usted loco? ¿cómo cree que me voy a quedar aquí durante el verano? está muy caliente. Mejor me voy a Mallorca, Ibiza o Grecia donde por lo menos hay agua y mejor ambiente.

Muchos alemanes y extranjeros salen en esta temporada de vacaciones. Yo me las tomaría en Berlín. La ciudad es rica y tiene cosas que se pueden disfrutar.

Ir a nadar a un lago es algo tan local como divertido, aunque también a algún balneario dentro de la ciudad. Incluso basta con ir a una playa al lado del Spree para tomar el sol, sentir la arena y tomarse una o dos cervecitas heladas.

Para mañana anunciaron 37 grados y quizás entonces escribiré ya sin calzones.

Veremos.

Yaotzin.

viernes, julio 07, 2006

* Tiempo Extra

Una chica hace decenas de "dominadas"
frente al Reichstag - ©YB 
En México no necesitamos de la selección mexicana de futbol para ser apasionados de los tiempos extra. Con las votaciones para cambiar de presidente se vivió algo similar. Es más, según me dicen, a la gente dejó de interesarle el futbol (¡cómo no! con partidos tan aburridos como los últimos) y se concentró en la final de fotografía de las votaciones. El candidato conservador, Calderón ganó apenas por un margen del 0.6 por ciento, o sea unos 244 mil votos que, en un país de 110 millones de habitantes, no representan prácticamente nada.

Pero la democracia se respeta y aunque sea por un voto el ganador tiene que levantar la mano.

Pero no por eso la gente no deja de estar preocupada. Algunos colegas periodistas me comentan que México tiene que experimentar, que tiene que seguir buscando un modelo diferente de gobierno y que por eso se debió de haber votado por el candidato de izquierda, el señor López.

La cosa fue así: el norte del país votó por la continuidad, son conservadores. El sur, por la alternancia. Pero también está así: un 54 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 29 años votó por la continuidad, es decir, ya son conservadores, y un 54 por ciento de los votantes que ejercieron desde el extranjero, como yo que estoy en Berlín, lo hizo también por esa continuidad.

¿Por qué los jóvenes y la gente que vive en el extranjero votaron por el conservadurismo? puede ser una pregunta difícil de responder porque tocaríamos muchos ejes, pero lo primero que pienso es que el señor López no ofreció lo que los mexicanos, jóvenes que viven en México o la gente radicada en el exterior, quieren escuchar: que pertenecemos a un mundo, que estamos globalizados, que queremos más inversiones de fuera. En cambio, el señor López se limitó a reevaluar las relaciones con Estados Unidos y a crear más programas para erradicar la pobreza. ¿Por qué no atendimos a ese llamado? ¿por no queremos oír discursos de pobreza en un país donde más de la mitad es pobre? ¿por qué no arreglamos primero los asuntos de casa antes de salir al mundo? ¿por qué da miedo tener a una persona como presidente que parece que puede ser diferente?

El voto por el conservadurismo no fue sólo porque se reeligió al partido conservador, sino porque se eligió una continuidad, "más vale malo por conocido que bueno por conocer". Y así el PRI gobernó 71 años.

¿Tendremos que esperar otro cambio completo de generación para volver a intentar sacar a México de sus verdaderos problemas?

Quizás tendremos que esperar a las series de penaltis.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...