jueves, diciembre 31, 2015

Refugiados: bienvenidos a la guerra pirotécnica de Occidente


En la mayor parte del mundo se celebra la entrada del Año Nuevo con fuegos artificiales. Berlín no es una excepción, pero muchos tildan la celebración como un estado de guerra. 

La gran fiesta se realiza a los cimientos de la Puerta de Brandeburgo. En el resto de la ciudad hay otros distintos puntos donde gente particular se encarga de su propia fiesta de fuegos artificiales. Los espectadores, turistas y locales, se convierten en cómplices y "truenan sus propios cohetes".

Casi cada calle de los barrios centrales de la capital alemana está llena de explosiones de colores cuyo clímax llega a las 00:00 horas del 1 de enero.

"Es como si fuera una guerra", me dicen muchas visitas que me ha tocado acompañar en esta fecha. Pirotecnia y meras explosiones polvorientas a ras de suelo se apoderan del ambiente.

Y no se trata sólo de estado de guerra vox populi, pues algunos pueblos y refugios de inmigrantes lo han reconocido prohibiendo el uso de los fuegos artificiales para proteger a los refugiados de posibles situaciones traumáticas. 

"La gente proveniente de zonas de guerra tiende a asociar los estallidos con disparos y bombardeos, y no con fuegos artificiales de las celebraciones de Año Nuevo", declaró a medios de información alemanes Christoph Soebbel, de una localidad del estado de Renania del Norte-Westfalia. En otros tres estados, algunos refugios han prohibido también el uso de los fuegos artificiales. 


En Berlín no se han prohibido pero en los aeropuertos de llegada hay anuncios pegados en las paredes que advierten de las explosiones pirotécnicas, de las explosiones a nivel de calle, de niños encendiendo cohetes durante todo el día -mucho antes de las celebraciones de medianoche-, y de ambulancias que pudieran entrar en servicio por accidentes causados por personas bajo las influencias del alcohol.

Refugiados: bienvenidos a la guerra pirotecnia de Occidente. 

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...