martes, julio 06, 2004

Tardanzas

El tiempo de adaptación a una ciudad diferente, con una comida, horarios y gente diferente me ha requerido tiempo que no he podido escribir a gusto.

He estado casi tres semanas fuera de línea, es el tiempo que llevo aquí en Berlín.

He debido dedicarme a atender otros asuntos y no he tenido el tiempo, el placer de escribir como yo quisiera. Ya me lo había dicho Jesús, otro compañero de mis viajes mentales, debo soltarme esta vez que tengo más tiempo para escribir más. Debo dejar de ser güevón y soltar la pluma (bueno, las teclas) en este largo, largo viaje.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...