¿Valen madre?

En cualquier otro lugar del mundo una guardería y un bebé serían algo normal. En Alemania no. Ambos son objeto de una discusión que parece no tener fin: ¿se crearán más guarderías para bebés de menos de tres años?

El sol brilla por la cocina. El Berliner Zeitung no tiene otras noticias más importantes. Ah, no, sí las tiene. En la página de deportes leo que hace nueve meses que la tasa de niños nacidos creció en 11 por ciento. Hace nueve meses fue el Mundial. Bendito mundial, trajo niños a este mundo cruel, a esta Alemania donde se discute si los quieren cuidar.

El asunto se vuelve especial porque esto toca las diferencias entre Alemania Oriental y Occidental. En la Oriental, hace mucho más de 17 años, las mamás solían dejar a los niños fácilmente en la guardería para irse a trabajar, con uno, dos o tres años. En la parte Occidental no. Ahí las mamás se tomaban, bueno, no, se toman -y por esto es la discusión- un año o más para quedarse con su hijo en casa.

Me terminé el café de la mañana, dos espressos combinados con leche espumosa. A veces queda como capuchino, otras como café con leche y otras como latte machiatto. ¿De verdad es muy descabellado dejar al niño a cargo de alguien más? ¿en una guardería, por ejemplo? ¿el gobierno las tiene que financiar, no se pueden conseguir escuelas privadas que lo hagan? ¿mi mamá podría sentirse culpable de que ya no vivo con ella, de no haberme cuidado y apapachado cada día durante los primeros años de mi vida? Yo crecí con una nana pero ahora vivo en Alemania, y si mi mamá fuera alemana del Oeste ahora mismo estaría flagelándose la espalda, echándose la culpa de que me dejó con una nana en lugar de cuidarme.

Pero no, las mamás alemanas del oeste están más bien orgullosas de que se quedan los primeros tres años con sus hijos y que después, cuando éstos son grandes, se dedican ¿a qué podría ser? A no tener hijos. El cariño que les dan quizás no es suficiente para incentivarles el aparato reproductor y por eso los alemanes andan con una tasa de 1.2 niños por cabeza.

Guarderías o no guarderías, Alemania debería mejor discutir si hace otro Mundial para que tengan niños que cuidar y que a posteriori paguen las pensiones de los jóvenes de hoy.

Yaotzin.

¿Valen madre? ¿Valen madre? Reviewed by Yaotzin Botello on 4/03/2007 02:38:00 PM Rating: 5

3 comments

Marta Salazar said...

es que con 16, ya no soportan a los hijos y a los 18, los echan de la casa... es cierto que cada generalización es una injusticia, pero puestos a generalizar... esto es lo que ocurre.

Respecto a lo que hacen después de que el o los retoños se van de casa, yo te diré lo que ocurre: se produce un vacío en la pareja y muchas veces, los cónyuges (unidos sólo por los hijos) se divorcian;

la mujer queda generalmente en la ruina económica y el hombre hace todo lo posible por pagarle a ella lo que menos se factible sin que la justicia lo persiga... demasiado.

Algunos se preguntan por qué la tasa de divorcio es tan alta en Alemania, bueno pues, aquí hay una de las razones... al menos en Occidente.

No me convence el modelo.

Un abrazo y gracias por el post!

Biol said...

Lo de las guarderías en países del Este viene originado porque durante el comunismo, el estado intentaba que los nenes pudiesen ser "educados" lo antes posible por el Estado. No fuese a ocurrir que alguna mamá le metiese ideas incontroladas a sus retoöos y luego hubiese disgustos. Al menos es lo que mis amigos polacos y checos me han contado.
Respecto a los alemanes, veo muy loable que se preocupen por la educación de sus hijos. Pero sin estar culpabilizándose por no ser perfectos, claro. A lo mejor admiro su entrega a la infancia porque de donde vengo(Espaöa) las mamás dejan a sus hijos en la guardería 12 horas para poder permitirse las cenas en restaurantes caros los fines de semana o se los encasquetan a la abuela. De hecho, muchos abuelos sufren estrés y ansiedad. Y los padres tan campantes en el bar o el gimnasio.

Gracias por tu blog.

Biol said...

Lo de las guarderías en países del Este viene originado porque durante el comunismo, el estado intentaba que los nenes pudiesen ser "educados" lo antes posible por el Estado. No fuese a ocurrir que alguna mamá le metiese ideas incontroladas a sus retoöos y luego hubiese disgustos. Al menos es lo que mis amigos polacos y checos me han contado.
Respecto a los alemanes, veo muy loable que se preocupen por la educación de sus hijos. Pero sin estar culpabilizándose por no ser perfectos, claro. A lo mejor admiro su entrega a la infancia porque de donde vengo(Espaöa) las mamás dejan a sus hijos en la guardería 12 horas para poder permitirse las cenas en restaurantes caros los fines de semana o se los encasquetan a la abuela. De hecho, muchos abuelos sufren estrés y ansiedad. Y los padres tan campantes en el bar o el gimnasio.

Gracias por tu blog.

Medidor