viernes, junio 27, 2008

De pasión a pasióooooooooooooon

Me queda claro que los alemanes celebran un gol, se pintan la cara con su bandera, gritan, saltan, alzan los brazos, y sonríen, pero todo es una pasión controlada. Es tan fugaz como un gol alemán, que llega desordenado y se da casi sin creerlo. Y ahora me pregunto si eso tiene que ver con las transmisiones por radio o televisión.


En México siempre gritamos goooooooooooooooooooooooooooooool cuando un azteca mueve las redes contrarias. Creo que en el resto de América Latina es así. Es más, en los años 50 parecía que Alemania era así, y de eso da cuenta la transmisión de la victoria en el Milagro de Berna.


Pero todo cambió.


El miércoles que jugó la Mannschaft (así la llaman los diarios mexicanos) contra Turquía se fue la luz. Las tormenas en Suiza y Austria arruinaron las transmisiones y por espacio de seis minutos no se vio nada. Se tuvo que recurrir a una transmisión por teléfono del reportero que estaba comentando el partido, Béla Réthy. Los televisores estaban todos con una pantalla que decía "disculpe las molestias" y la imagen de este comentarista. Pero ¿qué pasó? que este comentarista alemán siguió comentando con ese estilo televisivo alemán tan peculiar, dejando que las imágenes lo digan todo. Pero, señoras y señores, ¡no había imágenes! y alemanes y turcos estaban con los pelos de punta por saber quién anotaba los goles del desempate o del gane.


¿Qué cómo le hacen los alemanes? Pues más o menos así, a ver si no me equivoco: "Ballack a Frings……………………………..Frings a Ballack………………………….Ballack…………………………….de nuevo Frings……………………………………." En la primera parte del partido de España de ayer, que era un poco aburrida, uno se preguntaba si el comentarista se había quedado dormido.


Usted mi bien estimado lector, estimada lectora, se preguntará entonces ¿y cómo chingaos le hacen cuando, ya no digamos un equipo cualquier, sino el suyo propio, válgame la expresión, el alemán, la Mannschaft, anota un gol, el momento del éxtasis, el clímax, el placer? Pues así de sencillo: "Schweinsteiger……………….Tooor". Sí, hay que ser justos por lo menos le imprimen un par de oes al asunto.


OK, todo bien hasta aquí.


Los alemanes me han criticado cuál es la necesidad de nosotros latinos de describir lo que pasa en la tele, de gritar con pasión eso que se puede ver en imágenes, y siempre les respondo que es una forma de ir generando pasión, concordancia, conexión entre los espectadores y los jugadores. Uno se aburre si sólo ponen expertos que hablan de historia de cada jugador, uno se aburre si el comentarista no dice nada, ¡pues entonces que se dedique a transmitir pasión! Los comentaristas deberían de ser expertos pasionales o pasionales expertos, como se prefiera.


Anotar un gol es dar más esperanza, es creer en ir más adelante, es pensar en que la maldición de perder se acabó, es disfrutar el arte de hacer un gol, es ¿por qué no? Ver derrotado al equipo enemigo, es soñar en pasar a una final. Quizás los alemanes no necesitan motivaciones ni esperanzas, su juego ahí está, horrible pero contundente, y ahí están en la final, y hasta quizás la ganen con esos golpes de suerte que tienen, pero gritar y disfrutar un gol como los que hacemos los latinos, no tiene precio.


Y para ejemplo, el partido de España de ayer: "Goooooooooooooooooooooooooooool de España, Gol de España, Gol de Xavi, Gol de España, Gol de Xavi, Gol de España, Gol de Xavi, Gol de Xavi, Gol de Xavi, Gol de Xavi (….)Madre de mi vida, cómo estamos toreando, esto no es fútbol, esto es un espectáculo". Aquí está el audio:


Si hubiera reporteros así en la televisión o radio alemanas, estoy seguro que yo también podría unirme a la pasión de la Mannschaft. Seguro. Y que no me digan que eso no le gusta a los alemanes porque siempre se van a grabar los "gooooooooooooooooooooool" de los latinos.


Era la Copa Confederaciones del 2005. México contra Brasil. Creo que Borguetti tiraba ese penal eterno cuando la radio alemana puso sus micrófonos en las bocas de los comentaristas mexicanos de Televisa.


¿Algún alemán que lea esto que nos pueda explicar qué pasa? ¿de verdad es falta de pasión? ¿es un sentimiento reprimido? ¿o qué es?


Y.

miércoles, junio 25, 2008

El Alemania - Turquía en Kreuzberg



Llegó el tercer gol de Alemania, el fulminante, ya no quedaba un minuto más en el partido contra Turquía, cuando los turcos comenzaron a gritar "Deutschland, Deutschland".


Alemania, Alemania fue el grito que los turcos comenzaron a decir a todo pulmón con todo y que perdieron la semifinal de la Eurocopa de Futbol 2008, el máximo evento de futbol para Europa.


"Perdimos en la cancha pero de cualquier forma somos campeones", dijo una joven pintada de la cara con los colores turcos rojo y blanco, y envuelta como tamal en una bandera con la luna y la estrella.


No son traidores ni conformistas, se trata de la tercera generación de turcos que nace en Alemania y que, aunque provienen de familias puramente turcas, nunca han estado en su país de origen y ya casi ni tampoco su idioma.


"¡Deutsch-land-Türki-ye!", empezaron a gritar turcos y alemanes abrazados en las calles. Taparon el tráfico, se alzaron los unos a los otros y en el mismo idioma celebraron el pase de Alemania a la final de futbol para el próximo domingo.


Todo esto ocurrió apenas terminado el partido entre Alemania y Turquía, a las 22:30 del miércoles, en el barrio berlinés de Kreuzberg, uno de los asentamientos de turcos más grandes fuera de Turquía.


De los 150 mil habitantes de este barrio, una tercera parte es de origen turco y después del partido la mayoría se veía también como un verdadero turco-alemán.


La euforia se había apoderado de estos turcos berlineses, quienes antes del partido ya proclamaban a su equipo campeón.


"Turquía juega con el corazón, Alemania es táctico, nosotros merecemos ganar", dijo el vendedor de una tienda.


Pero el corazón no es todo porque Alá, la palabra musulmana para Dios, debía ser el responsable de la victoria.


"Tenemos a medio equipo lastimado y suspendido por tarjetas, pero gracias a Alá vamos a ganar, Alá es el grande, Alá es quien va a guiar al equipo turco", añadió este vendedor.


Pero a Alá le falló la puntería y los alemanes frenaron con un cardiaco 3 a 2 en el último minuto de juego.


Para los turcos alemanes era muy importante ganar porque en Alemania son vistos como de segunda clase, como esos viejos trabajadores temporales que llegaron en los años 70 y que se aprovecharon del Estado alemán para traerse a todas sus familias y quedarse aquí.


Han tenido problemas de integración, no hablan bien ni el turco ni el alemán y viven en guetos como el barrio de Kreuzberg. Los alemanes los responsabilizan de varios crímenes y demonizan su religión musulmana.


Pero justo durante la Eurocopa la Federación de Futbol Alemán llamó a la integración y al juego limpio entre ambas comunidades, y los diarios amarillistas más fuertes de Turquía y de Alemania sumaron esfuerzos para no hacer titulares que provoquen odios ni agresiones.


Por eso este miércoles la derrota de Turquía fue una especie de victoria doble de Alemania.

jueves, junio 12, 2008

La migración en Europa (vista desde el futbol)

Europa se quiere defender de la migración. Parece que los muros italianos y españoles se quieren levantar, los alemanes y los austriacos también, pero nada podrá detener esta ola de materia humana que ya se hace presente en el continente europeo.

Los políticos o nobles europeos no pueden ver esta diferencia porque se encuentran obnubilados por cómo se patea la pelota y cuántas veces hace agitar las redes del equipo contrario.

Primero, basta con mirar el equipo francés. La paleta de colores se queda más bien por el tono oscuro. Si Inglaterra estuviera en este torneo (ay, qué lástima que no), también se podría ver algo de ello.
Por ahí los turcos y los polacos se regocijan de tener en esta competencia europea a jugadores brasileños, Mehmet Aurélio para Turquía y Roger Guerreiro, para Polonia.



No todos los migrantes vienen de otros continentes. Lo que quería decir es que la gente está en movimiento y que un país no puede salir en este Siglo 21 a cerrar sus fronteras o a atacar a los extranjeros.

Todos los alemanes gritan igual los goles de del alemán de origen polaco Lukas Podolski. Los anfitriones Suiza y Austria pudieron gritar "Gol" con todo el aire de sus pulmones gracias al suizo de origen turco Hakan Yakin, y al tiro penal de último minuto del austriaco de origen croata Ivica Vastic (así que en realidad Croacia ganó dos veces hoy, contra Alemania y le sacó un punto a Polonia). Que si no hubiera sido por Vastic, los austriacos se quedan fuera del torneo igual que los suizos.



El gol que también sacó de la sequía a Polonia lo marcó el brasileño Guerreiro y con él les dio la esperanza de seguir a la siguiente ronda.

Estamos a la mitad del torneo, pero seguro que por ahí saldrá otro migrante salvando el pellejo de algún equipo nacional.

Y.

domingo, junio 01, 2008

Pequeños indicios de un campo de concentración moderno

Podría ser incluso toda Europa.

Cito de una tribuna abierta que encontré en una página española: "A veces no nos damos cuenta de cómo comienzan las grandes tragedias históricas. Los campos de concentración del régimen hitleriano no comenzaron como centros para gasear judíos, sino como campos de custodia y de rehabilitación de mendigos y 'asociales'. Las medidas legales previstas por el gobierno italiano, como en parte otras similares adoptadas por otros países de la Unión Europea, conducen casi necesariamente a tener encerrados, 'concentrados', en esos campos o campamentos de estancia transitoria o temporal a decenas de miles de seres humanos."

Es un texto en donde el autor nos remite a la forma en cómo el Nacionalsocialismo alemán comenzó recluyendo a los mendigos en 1933 como una forma de combatir la delincuencia. Para leer el texto completo: Berlín, una ciudad sin mendigos.

En Europa no sólo es la Italia de Berlusconi, sino la Francia de Sarkozy y la Alemania de Merkel. Aunque en el caso de Alemania hay que subrayar que los movimientos antiinmigración provienen sobre todo de sectores más conservadores que los de la canciller Merkel. El ministro del Interior, Schäuble, así como ministros y parlamentarios de otros Estados han hecho campaña con esa bandera antiextranjeril, pero hasta el momento sólo han generado más rechazo que aprobación.

En Suiza, el partido de derecha también busca cerrar sus fronteras a la gente de varios colores, como se ve en sus últimos carteles propagandísticos.

El mundo del Norte está buscando acuerdos para explotar comercialmente a los países, para ganar el lobbying climático y hacerse de más poder, pero al mismo tiempo está cerrando las fronteras a esos mismos que los apoyarían y que no tienen dinero.

El autor del texto que cité más arriba se hace las siguientes preguntas para concluir su texto: "¿Qué se hace con decenas de miles de ilegales o de condenados por ilegales? ¿Cómo se mantiene un razonable nivel de vida, de salud y de convivencia en concentraciones masivas de seres humanos desesperados? ¿Adónde se le expulsa, si no se sabe quiénes son? ¿Cómo se les expulsa si ningún país, del que pueden ser originarios, se niega a aceptarlos?"

Y.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...