jueves, julio 02, 2009

La profecía no se cumplió

Después de aquel dramático día, el día de los Siete Durmientes, el verano entró de lleno a Berlín. Al parecer la profecía no se cumplió.

Ese 27 de junio estuvo todo el día nublado. Algunos pronósticos decían que llovería y contra todos ellos nos salimos a hacer una parrillada a un parque al lado del Muro. Enfrío un poquito pero no llovió. Los días siguientes y hasta hoy el verano entró de lleno con calores de hasta 30 grados. ¡Nos estamos rostizando!

Lunes, martes, todos los días la gente aprovecha para salir a comer en las terrazas. El calor nos vuelve locos. Y lo único que no soporto es que nos den la cerveza al tiempo. Esa idea alemana de tomar la cerveza no tan fría para disfrutar mejor su sabor me vuelve a mí loco.

Mi vecino aprovecha estos días para abrir su ventana y orear su casa. Todo su aroma entra por mi ventana. Es el Señor No, de quien ya escribí una vez. Un día tendremos que exigirle que cambie su alfombra. O su casa.

Lo bueno es que no estoy en casa todo el tiempo. He tenido que cubrir una feria de moda. Moda para la calle, Streetwear, moda para Berlín, ideal para este verano, y ahí es donde me encontré a este tipo de abajo que hace una publicidad excelente para Kellog's:

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...