Pájaros en el alambre 2… o Mata Hari en Alemania

Hay una persona que me odia. Bueno, debe de haber más, pero ésta es especial: se trata de una linda chica mexicana que vive en algún lugar de Alemania.

Yo no la conozco, sólo he visto sus textos en su blog y algunas fotos y videos de ella. Ahora uno puede saber más o menos cómo es un potencial amigo o un potencial enemigo gracias al escenario de internet.

Una vez mandó una carta a mi periódico por un error que cometí en una nota. Fue cierto y ofrecí disculpas, pero en realidad ella quería abrir un canal de comunicación para quejarse de mi labor informativa. Me mandó un pergamino. De acuerdo con su visión, yo sólo reporto de nazis y hago amarillismo alemán.

Unos meses después, en el blog que sostengo en el periódico para el que trabajo, también apareció un comentario de ella. Fue contundente. Fulminante. Yo me sentí malo por días porque era un ataque personal y no una crítica constructiva. Escribió así de llano: "este corresponsal no sabe nada de la realidad alemana, mejor vean XXX página". Me sorprendió mucho porque la chica me parece muy inteligente y muy informada. Y hasta parece que tiene buen sentido del humor.

Lo que veo peor todavía es que ese último comentario lo escribió bajo un post que se titulaba "Pájaros en el alambre" (la liga lleva al post original en el otro blog y no se ve el comentario de la chica, no porque lo hayamos borrado, sino porque hubo un rediseño que lamentablemente no lo importó). Esta chica constitucionalista obvió de plano el post. Le pareció amarillismo puro porque comparé las actuales prácticas de espionaje de varias empresas con los comportamientos de la policía secreta de la RDA. Y a mí me parece importante rescatarlo ahora porque la portada de la revista Stern de esta semana es el espionaje de las empresas. Y otro periódico nacional importante, el Süddeutsche Zeitung, también le dedica un gran espacio hoy al tema.

Las empresas alemanas están contratando a agentes privados para seguir a empleados, dentro o fuera de las empresas o instituciones, para seguir a sus empleados y verificar comportamientos inadecuados. El fin de estos reportes es llegar a mayor productividad (es decir, mayor explotación), y tener argumentos para despedir a la gente en caso que hayan hecho algo malo. Los reportes de las empresas son igualitos a los que hacía la Stasi, paso por paso, respiración por respiración, y creo que vale la pena ventilar los casos. Si está bien la comparación que hago con el comportamiento de las personas, eso es algo que se puede discutir más rico, pero lo otro tiene que salir al aire.

El caso más fuerte ahora, de todos los que han salido a la luz, es el de una agente que contrataron los servicios secretos del Deutsche Bank. Así al estilo Mata Hari. Esta bella chica se metió en un bufete de abogados para sacar documentos de una demanda que se le hace al banco, aunque no logró su cometido porque no logró ser contratada como la asistente que se buscaba.

Pero así andan los casos a la orden del día.

Esta chica mexicana está enojada conmigo. Para ella yo soy el responsable directo de lo que se publica sobre Alemania, como si en verdad yo pudiera serlo. Tan sólo me parece que ella no entiende de medios. Cada medio de información tiene determinado espacio y determinados intereses. Si bien el mío me da muchas libertades de publicar, en las dos páginas diarias de información internacional, definitivamente no se puede privilegiar la información de Alemania, y mucho menos la especializada, como la que esta chica hace en su blog. Por eso el periódico ha optado también por los blogs.

Yo también estoy seguro que mi mujer me espía, pero ya no importa porque entre nosotros no hay secretos.

Pájaros en el alambre 2… o Mata Hari en Alemania Pájaros en el alambre 2… o Mata Hari en Alemania Reviewed by Yaotzin Botello on 7/24/2009 04:36:00 PM Rating: 5

4 comments

Marta Salazar said...

qué increíble!

y esta chica escribe en alguna parte?

o qué fue lo que recomendó?

yo pienso que muchas veces vemos, dependiendo de muchos factores, la realidad alemana de manera distinta;

pero no es razón para usar malas artes, sino de actuar con educación y respeto...

bien rara la chica esta, no?

Saludos Yaotzin!

Yaotzin said...

Ese es justamente el punto: cada quien tiene una realidad alemana y, me parece, cada una es completamente respetable.

Esta chica está especializada en política y derecho y así ve a Alemania. Ella quiere que se reporte con santo y seña sobre los personajes más importantes de Alemania y lo que hacen cada día para ¿mejorar? este país. En algunos casos es divertido, pero definitivamente no es algo a lo que un periódico se dedicaría con mucha frecuencia.

Veremos, quizás ahora me dan más espacio con las elecciones que se avecinan.

Marta Salazar said...

"sobre los personajes más importantes de Alemania y lo que hacen cada día para ¿mejorar?"

no la pagará el gobierno alemán? ja ja

anda sé bueno: danos la dirección de su página o blog o donde se exprese!

un abrazo, te puse un link hoy temprano en Historias ;)

Geraldina said...

Yaotzin, ja! pues te acabo de dejar un mensaje arriba de que no conocía tu blog, aquí me tienes. Leía tus entradas y zas! que me encuentro ésta, alusiones personales!! pues gracias por el comentario. Me hubieras linkeado de perdida para que tu amiga Marta y algún otro lector no me juzgue tan fuerte.

Bueno Yaotzin, efectivamente no sé nada de medios, en lo absoluto. Cero. No soy periodista. Oye, y no te odio. No soy tan clavada. Sí creo que tienes una responsabilidad al ser corresponsal en un país de uno de los diarios más leídos en México. La información sobre Alemania que tienen muchos mexicanos es la que tú mandas y me parece que no tienes mucha idea de política ni de la historia alemana. Con todo respeto. Es mi opinión. No son argumentos personales, pero es que para poder reportar sobre un país hay que conocerlo bien, aunque cada quien tenga su realidad. Puede interesarte la cultura, el arte, la política, la historia, da igual. No espero que hables de lo que a mi me gusta. Espero que hables de Alemania desde Alemania.
Si te envié un "pergamino" era para sostener mi dicho. Pero fué un pergamino chiquito Yoatzin, más no cabe en el formulario de Reforma.
Desconozco la línea editorial del Reforma, pero me parece que a veces están sucediendo cosas en Alemania mucho más importantes que la información que envías. Recuerda que el lector no tiene otra información en días y sólamente recibe la que tú mandas (claro y los reportes efe o reuters.)
No discuto que cada quien tenga una realidad alemana y mucho menos pienso que la tuya no sea respetable.
No deseo que publiques información sobre "personajes" en general --y no creo haber dicho nunca-- "lo que hacen por mejorar Alemania" no soy tan romántica. Me refería quizá -no recuerdo exactamente el comentario- personajes como Merkel o Köhler, por mencionar personajes que me parece que merecen una nota en el diario. Algo sucedía por esos días con ellos. Quizá fué el 23 de mayo.
Mi única impresión Yoatzin es que las notas sobre Alemania en el Reforma caen muchas veces (no, no siempre) en los clichés de siempre, y no soy la única que lo piensa, soy la única que lo dice.

Oye y si quisiera un reportaje con santo y sena de personajes y qué hacen por Alemania, neta, lo tendría en mi blog. Creo que no viste nada parecido allá o sí? Allá intento platicar qué es Alemania, cómo funciona, su historia y su política.

Y los comentarios no son contigo, los comentarios los hago siempre. Creo que los lectores tenemos el derecho a exigir buen periodismo o no? Echo de menos un análisis sobre acontecimientos. No es como vea yo las cosas, es la realidad que vive Alemania ahora y la que encuentras en todos los diarios del mundo. Quizá espero que seas como Judy Dempsey, John Vinocur, Lluís Bassets. o que el Reforma sea como el IHT (NYT) o El País. En fin. Suerte.

Saludos a Berlín, nos seguimos leyendo.
Geraldina

Medidor