martes, diciembre 19, 2006

¿Hacia dónde van los periódicos? La vista de los corresponsales.

Ayer estuve platicando con el colega corresponsal de Le Monde. Nos perdimos en los tradicionales patios que hay en los edificios de Berlín, por los que están en el Hackescher Markt. Tomamos el cafecito de la mañana y tocamos el tema del trabajo del corresponsal.

Él está en uno de los periódicos más conocidos del mundo. Quizás de los más admirados, citados y respetados. Yo estoy en el periódico más conocido de México, y en su tierra el más admirado, citado y respetado. Muy diferentes nuestros medios, pero con una situación similar: ¿dónde están los espacios de los periódicos para contar historias? ¿por qué los periódicos quieren reaccionar con textos poco interesantes, tratando de hacer la competencia a la radio, la televisión e internet?

Los periódicos deberían de estar para explicar a los lectores las noticias que fugazmente nos invaden nuestro entorno, pero parecen enfocarse en querer ganar una noticia que también será fugaz.

Prestigio. Mi querido corresponsal francés me dice que le insistieron mucho para una entrevista con Angela Merkel, la canciller alemana. La logró. Claro, es Le Monde. A mí no me la han dado y seguro no me la darán. Comment je vous explique? Ach, tschuldigung, wie soll ich das erklären? Pero sobre la entrevista me dice, y le creo, la canciller no me va a decir nada que no se sepa. No va a querer comprometerse con otras declaraciones tampoco. No explicará situaciones políticas porque tampoco tenemos mucho tiempo para la entrevista. Sólo dirá cosas que los franceses querrán escuchar y que seguramente serán olvidadas luego. "Haremos más esfuerzos para mantener la cooperación entre el eje francoalemán", oui, oui. Dos meses después no habrá nada. ¿Para qué es la entrevista entonces? ¿a quién le sirve? ¿sólo son una cuestión de prestigio y de estatus de que algunas personalidades hablan con un reportero, con un periódico? qué tontos son los lectores si sólo por esa razón mantienen una suscripción.

Rapidez. ¿Por qué un periódico quiere ser más rápido que nada? el otro día estábamos cubriendo la nota de la ópera de Mozart, Idomeneo. Famosa porque en una escena se ve la cabeza del profeta Mahoma degollada, una posible agresión a los musulmanes. En su reestreno estaban todos los medios posibles. Todos. Unos encima de otros, parecía pornografía pura. A la corresponsal de El País le llamaban constantemente a su celular para pedirle datos, información, impresiones. Parecía no concentrarse en el ambiente, en lo que de verdad debía de escribir. La llamaron en la fila de entrada. La llamaron durant la ópera. ¿De qué se trata? Y al final nunca se notó que ella hubiera estado ahí. Fue como cualquier texto de cualquier agencia de noticias. Y con un ángulo amarillista que no me lo creo, que nadie se lo debería de creer. Los pobres lectores pagan por ello.

Espacio. Más publicidad, menos espacio. La razón de cortar las historias en los periódicos tiene su raíz en la publicidad, y se entiende siempre y cuando sea el medio para financiar el periodismo. Pero hay momentos en que se exagera. En mi periódico dejan unas columnas de cinco centímetros de ancho por un metro de largo. ¿Quién quiere leer sobre la escalada de la ultraderecha en ese espacio? Pobres lectores. El colega de Le Monde me decía que no le piden más de 3,500 caracteres, una cuartilla de Word. ¿Qué se puede comentar en ese espacio? apenas caben los detalles esenciales que debe de llevar toda nota periodística.

El colega de Le Monde ya renunció. Esas son las razones principales. Y es oficial. Él tuvo las agallas de salir al mundo sin correa y ganarse la vida de otra forma, con otros medios. Muchos estamos en una relación simbiótica con nuestros medios. Muchos también los necesitamos como los grandes bastiones del poder para poder hacer públicas muchas otras cosas que de otra forma no se dan a conocer. Pero tenemos que partirnos el lomo para encontrar los espacios en nuestros periódicos.

Si nuestros editores tuvieran más comunicación con nosotros podríamos desarrollar mejores productos.

Y si no es cosa de los editores, los dueños de los periódicos deberían de tener respeto por los materiales y los colaboradores que les hacen ganar dinero.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Guerrereando tocayo? Me parece muy bien. Solo para saludarte y desearte lo mejor. Ojalá podamos ponernos en contacto y platicar un poco a través del ciber espacio. yao8a@hot
¡Felices fiestas tocayo!

Marta Salazar dijo...

Querido Yaotsín! Feliz Navidad! A uds. dos! Extensivos, por favor, a tu familia en mx!

Te acabo de poner un link y te recomendaré en otros blogs.

Un abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...