martes, diciembre 11, 2007

En busca de la ‘mordida’ en los países ricos

En Alemania los alemanes que quieren hablar de corrupción conmigo me preguntan si dejarle un chocolate al repartidor de periódicos es corromperlo: quieren que éste suba hasta el quinto piso del edificio a dejarles su periódico.

Están en pañales.

La corrupción implica una serie de artilugios que podrían ser calificadas de arte. Por ejemplo, México tiene a sus mejores prestidigitadores en los oficiales de tránsito. Pero eso para nosotros mexicanos es cosa diaria y cuando uno describe estas maniobras a los güeros del cono norte no hay uno que no se quede boquiabierto.

Y yo pensé que sabían más del tema, porque la semana pasada que la reconocida ONG Transparencia Internacional publicó su Barómetro Global de la Corrupción 2007, me sorprendió que decía que una de cada 10 personas en el mundo ha tenido que pagar alguna vez un soborno para acceder a servicios básicos, “tanto de países en desarrollo como de los desarrollados”.

En tres años y medio que llevo viviendo en Berlín yo no me he enfrentado a un caso de pequeña corrupción, ni he oído de ninguno. Hay grandes casos dentro y entre grandes empresas, y de ellas está el ejemplo reciente de Volkswagen donde los líderes de la empresa autorizaron sobornos y pagos a prostitutas. Pero la pequeña corrupción, la del día a día, la de la 'mordida', como decimos en México, es la que no se conoce.

Cuando Transparencia Internacional sacó su reporte la semana pasada, en Austria renació un debate por corrupción en hospitales. Los casos que se recordaban era de dar sobornos a jefes de hospitales para que en las listas de espera para operaciones, que tardan meses o años, uno pueda ser atendido más rápidamente. Ajá. Fuerte. Corrupción en el sector salud y en el de la educación es lo peor que le puede pasar a un país, son las áreas clave del desarrollo humano, pero ¿saben cuánto es el porcentaje en Austria de esta pequeña corrupción? à 1%. El resto de los países de la Unión Europea, excluyendo los recién integrados, no pasa del 6%, mientras que en América Latina hay un promedio del 13 por ciento en los países encuestados, Bolivia y República Dominicana siendo los más altos, con 27% y 28%.

Ahora, según el reporte la gente cree que la corrupción aumentará en los siguientes años. Esto lo vería como una actitud “normal” en un país latinoamericano, pero ¿en uno europeo? He aquí algunas cifras: 69% de alemanes, 73% de holandeses y 72% de ingleses, por poner unos ejemplos. Pero este es el índice de corrupción en esos países: Holanda 2% y Reino Unido 2%. El dato de Alemania no viene.

¿Alguien ha visto la la corrupción en los países ricos? Yo no la encuentro.

Yaotzin.

2 comentarios:

Marta Salazar dijo...

mira,

1) a un amigo agricultor tenía que decidir hace poco tiempo, qué tractor comprar, de qué marca (acá cerca de mi casa), la firma X le quería vender un tractor, él estaba en la duda acerca de la marca, quería comprar otra y no la que había comprado su papá durante aos;

el represtentante de la firma tradicional, le pasó un billete para que comprara el tractor de esa firma...

mi amigo lo devolvió (después de hablarlo con su sra. que es muy amiga mía) y... compró el tractor de esa misma empresa,

yo no lo habría hecho, habría cambiado;

2) un amigo mío tiene una empresa familiar (él es ahora el jefe) que... trabaja entre otros, para la VW, es más o menos importante;

de otras empresas le piden la dirección de la casa, para enviarle regalos;

él no la da -me contó- pero igual la averiguan y se los mandan a la casa;

él los "junta" y una vez al ano, hay una rifa en que participan los empleados, eso al menos es lo que él cuenta;

3) mi vecina gozaba de carne y de pieles que una persona de su nivel de sueldo no se lo podría permitir, trabajaba en la Asociación de agricultores... el resto, queda a tu imaginación;

4) lo mismo con mi ex-vecino que trabajaba en la misma asociación y recibía bien seguido, paquetes de regalo en su casa, con todo tipo de alimentos finos...

5) fíjate de dónde vienen gran parte de las tarjetas de navidad que recibimos de nuestros amigos... de sus oficinas: una cantidad inmensa de gente envía desde la oficina las tarjetas, y hace trabajar a los empleados de la misma en preparárselas...

6) no te has preguntado quién paga el combustible de los autos de firmas como (mejor, borro los nombres)? son viajes privados y el combustible lo paga la empresa! ok, esto es casi costumbre; pero yo lo considero el sumum de la corrupción;

7) todos los anos, a unos amigos los invita una empresa donde un amigo de ellos es gerente general, él invita a todos sus amigos (mesa grande y llena) a uno de esos bailes super caros que hay por aquí;

8) otro vecino mío pagaba (antes de que quebrara su empresa) todas las fiestas de fin de semana en su casa, con plata de la empresa; la secretaria contó todo después de irse...

Hay más casos, es que no se ven, no se notan, no crees que ese tipo de gente pueda hacerlo; pero lo hacen...

saludos queridísimo!

Anónimo dijo...

Wow, grandes ejemplos querida Marta. Nunca me los habría imaginado. Y lo que veo es que todo empieza desde arriba. Son las grandes empresas las que buscan hacerte caer en esas trampas, pero parece que los ciudadanos comienzan con esa gran educación anticorruptiva. En cambio, nosotros mexicanos o latinos crecemos ya con eso en la sangre.

Y.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...