domingo, septiembre 28, 2008

¿Nazis en Bolivia?

Muchas cosas exporta Alemania a varios países. La mayoría tecnológicas. Pero hay una ideología, si es que se le puede llamar ideología, que ha permeado muchas sociedades del mundo: la nazista.

Hace unos días descubrí gracias a unos colegas periodistas del blog Mundo Abierto, donde yo también participo, que los grupos separatistas de Bolivia se abanderan con la insignia nazi.

Se trata de grupos blancos de Santa Cruz que con consignas como "ahí están los indios", es decir campesinos bolivianos con rasgos indígenas, atacan a matar.

Esta imagen pertenece a un video presentado por un periodista en donde se muestra como paramilitares y sicarios al servicio del prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, mataron a campesinos indefensos en el río Tahuamanu. No era suficiente con hacer huir a los campesinos de sus tierras, sino que cuando están cruzando el río para buscar refugio, se escuchan ráfagas de metralletas.

¿Puede Alemania tener alguna responsabilidad en esto dado que aquí se inició el más grande movimiento nazista?

miércoles, septiembre 17, 2008

La política ronda el metro

Un día como casi todos. Me despierto, desayuno, checo mis correos, comienzo a trabajar y dos minutos antes de que pase el metro salgo corriendo. Los vecinos deben de escuchar como una estampida en la escalera del edificio y cuando se asoman por la ventana sólo ven la estela de unos cabellos lacios negros. Tomo el metro, transbordo en una estación y tomo el S-Bahn. Ahí es donde abro mi Der Spiegel y retomo las lecturas que pocas veces hago en mi oficina.

"El regreso de Schröder", titula el semanario y se refiere al ex canciller alemán. Es muy interesante porque la semana pasada los Socialdemócratas eligieron a un nuevo candidato a canciller para las elecciones del 2009 y a un nuevo secretario de partido. Parece que con ellos dos el partido podrá repuntar, al menos en las encuestas, quizás no para derrotar al partido de la Canciller Merkel. Pero estas dos personas que eligió son Frank Walter Steinmeier y Franz Müntefering, ambos muy cercanos colaboradores de Schröder mientras fue canciller.

El periodo de Schröder empezó muy bien. Se reeligió todavía con amplia mayoría pero ya iba en una caída imparable. En el 2003, justo después de su primera y única reelección, Schröder implantó la llamada Agenda 2010, un plan de reformas sociales que supuestamente acabaría con la pobreza. Pero no, pareció todo lo contrario porque la cifra de desempleados subía y subía hasta que, todavía con Schröder, alcanzó la cifra de 5 millones de almas sin trabajo. En ello ven todos los alemanes un gran fracaso y el mejor castigo que le impusieron a este amante del puro y de Putin fue derrocarlo.

Se abren las puertas del S-Bahn, entra un tipo con pelos como de planta de agave y un pantalón con olor a alcantarilla. Cuando las puertas se cierran comienza a pregonar: "Por favor, gente, una moneda, para la universidad, para la renta, para un pedazo de pan, para trabajar. Por favor". El tipo iba de pasajero en pasajero, buscándonos la cara. Nadie se inmutó. Al contrario, el olor de sus pantalones provocó miradas de rechazo. Recorrió todo el vagón y se salió en la siguiente parada.

El Partido Socialdemócrata ya subió en una encuesta que hizo Der Spiegel. Esta especie de golpe que sufrió el anterior dirigente pareció ser el mejor movimiento hasta ahora hecho por el partido. Ya no importa que Steinmeier haya sido el más cercano de Schröder, ni que el SPD haya intentado alejarse de su imagen de Agenda 2010 desde el 2005, cuando Schröder salió del poder. El recorte de las ayudas sociales, el aumento de las contribuciones para el seguro de salud y los miniempleos de un euro eran la firma de un gobierno socialdemócrata pero ahora parecían más bien un error.

En otra estación entra un tipo con rastas. Lo primero que dice en voz alta es "Los boletos de viaje por favor". Todo mundo comienza a sacar de sus bolsas su boleto. Y el tipo continúa: "Los boletos no los quiero ver, sólo quiero llamar su atención para que me compren la revista de los desempleados o para que me den una moneda". La gente gruñe y deja de poner atención. Obviamente el tipo no se lleva ni una moneda.

Los pasajeros creen que la pobreza es pasajera. No se creó con Schröder, aunque quizás se incrementó.

Ignorarla por completo no es la solución.

martes, septiembre 09, 2008

Nueva Patria

¿Qué se necesita saber para poder establecerse en una nueva patria?

¿Quién necesita saberlo?

¿Cuándo?

Hay cosas muy lógicas que uno debe de saber antes de tomar un país como un nuevo hogar. Entre ellas está el idioma, claro, si se trata de un país diferente de América Latina o España.

Claro que uno tendrá que saber, si está en Kenia, cuáles tribus hay para poder entender las diferencias de la gente; si está en Canadá que en invierno con el factor viento hay hasta menos 40 grados centígrados y, si está en México, que cuando un policía pide para el chesco no se refiere al pago de una multa en la Oficina Central de Licencias.

Esto está claro. Y mucho de esto se aprende en la calle, o con los nuevos vecinos, o con la novia, el novio, según el caso. Pero en Alemania el Estado nos viene a poner un examen en el que tenemos que contestar preguntas tipo Maratón (me refiero al juego de mesa) que no sirven ni para hacer una plática de sobremesa.

Hay preguntas que son ridículas, hay preguntas que son difíciles y hay preguntas que no estaría mal saber, pero, en general, repito, ¿ayudan en la vida diaria? No tengo todos los ejemplos aquí, porque además varían en cada Estado Federado. Aquí algunas de Berlín:

Por favor, ¿cuál Estado es Berlín? Dice en español. Cualquiera que haya llegado como inmigrante a Berlín debería de saberlo, lo supongo, no sería necesario ni siquiera recordar los cursos de geografía. Pero, y si no se sabe, ¿hay algún error? Me imagino a una madre turca que no escogió vivir aquí pero que por razones familiares (el marido como trabajador inmigrante) tuvo que venir sin habérsele preguntado.

Uno de los principales fines del examen de ciudadanía, como se lo llama, es hacer a los seres humanos inmigrantes de Alemania en seres políticos, Ton Son Politikon, pero no sé si esto lo estimula o sólo provoca más rechazo. Obviamente un fin secundario de este examen sería lograr una integración (como si por saber dónde está Berlín yo me fuera a integrar más fácilmente con los berlineses).

Una pregunta capciosa:

¿Cuál de los Senadores no hay en Berlín? Finanzas, Interior, Relaciones Exteriores o Educación.

Si uno conoce la capital, en el lugar 50 de 500 en la lista de preferencias de inversión (¡de 500! ¡cómo una capital europea!), con un 15 por ciento de desempleo, yo elegiría la primera opción, "Finanzas". La respuesta correcta es la 3, Relaciones Exteriores, pero si ustedes hubieran visto cómo se ha comportado el alcalde actual, Klaus Wowereit (hay que hacer click en la imagen), parecería todo lo contrario.

El lema de Wowereit sobre Berlín: "Pobre pero sexy".

En fin, ¿alguien conoce los tests de ciudadanía que hay en otros países? ¿hay algunos que sean más instructivos o útiles?

jueves, septiembre 04, 2008

Cerditos ahorradores

Uno de los canales de televisión públicos de Alemania hizo el lunes pasado una emisión especial. Parecía algo urgente, como una de esas catástrofes en las que toda la población debe de participar. Ante la crisis financiera y económica, que cada vez pega más a Alemania, los alemanes deberían aprender a ahorrar.

No estaba mal, el problema es que la emisión estaba dirigida a los alemanes de clase media.

A aquellas personas que hacen dos o tres viajes al año. A los que tienen un auto. A los que gustan de comer cocina de 4 o 5 estrellas.

El nivel del absurdo quedó pagado por los impuestos de todos los televidentes.

Entre más avanzaba el programa, menos lo podía creer. Que si un chef que trabaja en el restaurante más lujoso puede enseñar a hacer un menú con sólo 15 euros ¡para cuatro personas!. Que si un empresario, cuya vida depende del tiempo, le pisa menos al pedal para ahorrar casi una tercera parte de gasolina.

En fin, creo que este programa sólo causó pánico en la gente y no dio tips adecuados. Si la clase media tiene que ahorrar, mejor que dejen de viajar, que vendan sus autos y que dejen de comer 4 o 5 estrellas.

Punto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...