domingo, febrero 08, 2009

Berlinale 2009: Gael y los buuus

Nunca voy a olvidar esta historia en el Festival de Cine de Berlín. Cuando en 2007 se presentó la película de Bordertown de Gregory Nava con Jennifer López, la prensa y la crítica la recibieron con risas y algunos buuus. Apenas corrían unos 15 minutos de la película cuando un diálogo de Jennifer López, una reportera de investigación estadounidense que se lanza a investigar los crímenes de mujeres de Ciudad Juárez, hizo estallar en risas a la audiencia.

Me dio mucha lástima porque el tema de Ciudad Juárez es muy serio. Cualquier tema sobre homicidios es serio y no debería de ser menospreciado por las (dis)capacidades histriónicas de una persona.

Esa vez muchos periodistas dejaron la sala antes de que acabase la función.

Escenas del mismo nivel me ha tocado ver con películas italianas o francesas, donde la gente se duerme; o hollywoodenses donde la gente deja la sala poco a poco hasta que nos quedamos unos cuantos que lanzamos unos aplausos de consolación al final.

Pero ayer, ayer sí que fue una 'escena': con la película Mammoth, del sueco Lukas Moodysson, donde actúa el mexicano Gael García, la crítica esperó los 120 minutos del filme, tomó aire y lanzó unos malolientes buuus con silbidos.

Tómala barbón.

Así le fue al segundo de abordo después de Ingmar Bergman, y a uno de los actores con mayor aceptación internacional por los filmes que hace con los grandes directores del mundo.

Mammoth está en la sección Oficial compitiendo por alguno de los codiciados Oso en la Berlinale y tanto actor como director acudieron personalmente para presentar el filme.

"Esta película es ambiciosa y compleja y no se puede explicar fácilmente. La idea es fácil de decir, pero difícil de explicar. Es más visceral. Es una imagen del mundo tal como es", dijo García Bernal en una conferencia de prensa.

Las teorías sobre lo malogrado de esta película empezaron por las expectativas que había generado Moodysson, pues se esperaba que después de dos filmes experimentales poco aceptados por fin se reivindicara.

Leo (Gael García) es un empresario que ha hecho su dinero con la industria del juego en internet y vive en gran departamento en Nueva York con su hija (Sophie Nyweide) y su esposa Ellen (Michelle Williams). Como ambos padres están muy ocupados, contratan a una niñera filipina, quien envía remesas a su país.

La historia transcurre en tres países con realidades muy distintas: Estados Unidos, Tailandia y Filipinas, y muestra los contrastes entre pobres y ricos, además de las variadas formas de criar a los niños.

Uno de los críticos decía que la historia es obvia y que eso no merece ser séptimo arte.

Otros decían que era un remake de Babel.

A ver qué van diciendo los que la van viendo. De entrada sé que en México tardará casi un año en llegar porque ese fue el argumento que me daban para no concederme una entrevista con Gael.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...