viernes, febrero 03, 2006

* Evo Morales contra Europa, otro ocaso del periodismo.

Desde hace dos semanas estoy apagado.

Los pantalones de Merkel, la visita de secretarios de Estado de México para comenzar las relaciones políticas con Alemania y Europa, o incluso la escalada en el debate por Mahoma no son temas en los que se interese mi periódico en México. Y eso que mi periódico tiene una de las agendas más "europeizadas" que los demás medios.

Evo Morales es quien se lleva todo. Él es el ganador. Y no lo culpo, al contrario, es un suceso. Pero el pobre corresponsal de mi medio ha tenido seguramente que inhalar coca para poder escribir semejante cantidad de textos sobre Evo Morales. Para mí, ese corresponsal es el héroe. Bueno, claro, y el villano porque a los que estamos en Europa nos deja sin trabajo. Sólo yo de entre las otras grandes capitales me puedo ocupar de algo porque tengo en puertas uno de los festivales de cine más grandes del mundo, la Berlinale, y luego continúo con el Mundial.

Bolivia dejó de ser el país del que menos se reportaba en mi diario. Creo que sólo Uruguay ha estado más abajo. Pero ahora ni siquiera nuestro ex alcalde capitalino existe más, el famoso por su desafuero Andrés Manuel López Obrador.

Y eso que Merkel es tan indígena como Evo Morales. Ella pertenece a estos alemanes que todo mundo mira como en vías de extinción, los ossis, los del Este, esos que todavía sobreviven por ahí y en cuya personalidad se puede distinguir muchas veces que porovienen de una etnia sin igual. Peor, son de una etnia a la que le ha sido desaparecido su país. Digamos, pues, que ya no tienen hábitat. La RDA ya no existe.

Merkel tendría mucho más que dar.

Permisooooooo.

Yaotzin.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...