jueves, junio 15, 2006

* ¿Por qué nos ponen el muro de Berlín? (Siguiendo a México en el Mundial).

GÖTTINGEN.- Un autobús de turismo se detiene enfrente del lobby del hotel Freizeit In. Bajan unas 35 personas. Se hacen fotos frente a la puerta y alguien les dice en voz alta: ‘aquí es donde se está quedando el equipo mexicano’.

El hotel Freizeit In no es cualquier hotel. Desde hace casi dos semanas se ha convertido cada día en una atracción más.

Después de que ese autobús de turismo se fue, llegó un pequeño camper de donde se bajaron otras 30 personas.

“Vinimos de San Diego. Otros de Yucatán y otros de Michoacán. Nos dijeron que aquí estaba la selección y queríamos ver si salían a darnos un autógrafo”, comenta Ramón, originario de San Diego.

Pero aunque ese pequeño hotel a las afueras de Goettingen se ha convertido en un icono de la ciudad, donde hasta los taxistas apagan su auto mientras dejan pasaje para buscar a algún jugador mexicano, también se ha convertido en una pequeña fortaleza.

Los dos guardas de seguridad que asignó la FIFA son tan altos y anchos como la entrada al lobby. Impiden el paso a cualquier extraño y tapan la vista si alguien intenta ver más allá.

“La Volpeeeeeeeeeeeee”, grita Alex, un niño de 13 años originario de Cancún, justo cuando alcanza a ver el bigote de La Volpe a lo lejos, “sal a firmarnos un autóoografoooooo".

Cuando el tumulto se vuelve insoportable, los centinelas alemanes deciden poner dos mamparas en la entrada para que nadie pueda ver hacia adentro, y entonces es cuando los mexicanos se hacen más mexicanos: “chale, ¿que no habían quitado el Muro de Berlín? ¿por qué nos lo ponen otra vez? Qué mala onda, no les estamos haciendo nada, no somos peligrosos, sólo queremos un autógrafo”.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...